Aurora Williams: “Somos el modelo para el futuro en cuanto a desalación”

La gerenta de la Corporación Clúster Minero Región de Antofagasta habló de los desafíos de la industria y el territorio para avanzar, realizando un eficiente uso del agua y la energía, entre otros.

La consolidación de las energías renovables, la descarbonización y exportar la experiencia que la región tiene con la desalación de agua de mar, son algunos de los temas que la exministra de Minería y actual gerenta de la Corporación Clúster Minero Región de Antofagasta, Aurora Williams, abordó como las principales temáticas para avanzar de la mano del desarrollo sostenible en la región.

En su nuevo rol como gerenta de la Corporación Clúster Minero Región de Antofagasta, ¿cuáles cree que son los principales desafíos regionales?

Desde la Corporación Clúster Minero Región de Antofagasta visualizamos como principales desafíos regionales la consolidación de nuestra región como un Polo de Desarrollo Tecnológico que lidere la innovación y el emprendimiento, siempre con un marcado valor social para el territorio y sus comunidades. Desde esa perspectiva decantan desafíos trascendentales para el mediano y corto plazo como es migrar hacia una minería verde eficiente en el uso del agua y la energía; la consolidación de las energías renovables y la descarbonización de nuestra matriz; tomar las gigantes oportunidades que nos entrega el hidrógeno verde y su desarrollo para nuestra región; y finalmente, exportar nuestra experiencia con la desalación de agua como un importante legado para la crisis hídrica que vive nuestro país.

Por otra parte, desde hace ya más de una década, estamos impulsando y profundizando dos importantes líneas de trabajo que tienen relación con potenciar el desarrollo de proveedores regionales y, con ello, la contratación de empresas regionales y mano de obra local.

¿Cómo ve el desafío de instaurar una industria más amigable con el medioambiente y en línea con el desarrollo sostenible de región?

Lo vemos como un desafío primordial para la Región de Antofagasta y uno de los objetivos que promovemos como Corporación Clúster Minero. Sin duda alguna, la industria debe seguir profundizando este compromiso. Las compañías mineras han dado pasos importantes en esa línea y lo vemos en su manera de relacionarse con las comunidades cercanas a sus operaciones, además de las nuevas tecnologías que están desarrollando en cuanto al uso de recursos amigables con el medioambiente y los territorios. Se trata de un gran desafío en donde vemos a las compañías muy comprometidas con seguir avanzando hacia la sustentabilidad de sus operaciones.

Escasez hídrica y la desalación

¿Cuáles cree que son las iniciativas que el Estado debería potenciar para revertir la escasez hídrica en la región?

Ya lo hemos dicho en varias ocasiones. La Región de Antofagasta le ha entregado al país un importante legado, sino el más importante en su historia, para responder al significativo desafío que nos depara la escasez hídrica: las plantas desaladoras de agua de mar.

Los proyectos de desalación son virtuosos desde distintos puntos de vista. Primero, porque liberan agua cordillerana y pueden satisfacer necesidades complejas, si lo vemos en la perspectiva de que estamos en el desierto más árido del mundo. Desde ese punto de vista celebramos los proyectos de desalación que realiza la industria minera a los que se suman la desalación de agua de mar para el abastecimiento de ciudades y los proyectos privados que buscan abastecer a territorios operacionales, a sectores industriales y mineros que hoy en la práctica no son abastecidos y sus posibilidades de acceso a agua territorial son complejas.

En cuanto al uso eficiente de recursos como la energía y el agua, ¿cuáles son los principales impulsos en los que la industria debería avocarse?

Más que los impulsos en los que debería avocarse, podemos hablar de los impulsos que debería seguir profundizando. La industria minera y sus compañías han sido visionarios en cuanto a incorporar nuevas tecnologías que repercutan en el uso amigable de sus recursos. Lo vemos en el salto que han dado en el uso de energías renovables, tales como los proyectos mineros de BHP y Antofagasta Minerals, entre otros. Así como también en el uso de agua desalada y sin desalar. Son iniciativas que desde la Corporación Clúster Minero celebramos e invitamos a que la industria regional en su conjunto siga por esa senda de desarrollo sostenible.

¿Ve la desalación de agua de mar como una opción viable para el desarrollo productivo regional?

De todas maneras. En la Región de Antofagasta se están desarrollando los proyectos más importantes a nivel continental en esta materia, se está creando un ecosistema de proveedores de productos y servicios en torno a ella y podemos seguir profundizando su desarrollo. Tenemos la posibilidad de exportar hacia otras regiones e incluso países nuestro ejemplo de éxito, por lo que se abre una nueva vía de desarrollo productivo regional.

Somos el modelo para el futuro en cuanto a desalación.

Pensando en la actual demanda hídrica que existe en la región, ¿cree que es necesario ampliar la factibilidad hídrica con la llegada de nuevos proyectos de desalación para aquellas compañías que no tienen la posibilidad de implementar sus propios procesos de abastecimiento hídrico?

De todas maneras. Si existe una demanda en ese sentido, es necesario traer inversiones y proyectos que puedan dar respuesta a nuestros desafíos operacionales. La llegada de nuevos proyectos contribuirá de gran manera al desarrollo sustentable de nuestra industria y nuestra región. Es por ello que extendemos la invitación a aquellas empresas que ven en la región una oportunidad de desarrollo de proyectos a venir, conocer al ecosistema regional e instalarse. Más inversión repercute directamente en una mayor contratación de proveedores regionales y de mano de obra local.

A su juicio, ¿de qué manera se podría ampliar la matriz productiva de la región?

La Región de Antofagasta tiene diversas riquezas que guardan relación con su geografía y geología, paisajes pristinos que apuntan a un desarrollo turístico; cielos limpios que permiten un desarrollo astronómico; 600 kilómetros de costa que permiten pensar en la pesca y la acuicultura. La región es diversa y rica. Aprovechar estos diversos ámbitos de acción es una tarea ardua, en donde los esfuerzos deben ser colectivos.

FUENTE: mch.cl

Comparte esta Noticia

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *