Gte. Abastecimiento de AMSA: “Tenemos que hacer frente a los cambios en la industria”

En entrevista con Revista Nueva Minería y Energía, Antonio Velásquez da a conocer cómo el área de abastecimiento ha sorteado la pandemia y cuáles han sido los principales desafíos y avances en la cadena de suministro de Antofagasta Minerals en medio de la contingencia sanitaria.

Por Camila Morales
Revista Nueva Minería y Energía
______________________

La propagación del Covid-19 modificó los objetivos a corto plazo de las compañías mineras, al punto de que las áreas operativas vieron alteradas sus planificaciones y formas de funcionamiento. En el caso del área de abastecimiento de Antofagasta Minerals, el nuevo contexto sanitario involucró desafíos en algunos aspectos.

Así lo da a conocer Antonio Velásquez, gerente Corporativo de Abastecimiento de Antofagasta Minerals (AMSA), quien en entrevista con revista NME comenta cómo han sido los días de pandemia para aquella área, cómo el abastecimiento ha aportado a los procesos de mejora de productividad, y qué esperan de los proveedores en la cadena de suministro. A continuación, sus reflexiones.

¿Cómo ha afectado la contingencia sanitaria al área de abastecimiento de AMSA?

En los primeros meses esta contingencia nos desafió a monitorear y gestionar una cadena de suministros que tenía complicaciones a nivel global. Diversificar nuestras fuentes de aprovisionamiento y tener alternativas locales, nos ayudaron a no tener impactos relevantes. Sin embargo, significó un tremendo esfuerzo para nuestros equipos de compras, logística e inventario, los que pudieron tomar las decisiones correctas.

Este monitoreo de la cadena de suministros lo tuvimos que profundizar y sistematizar para generar rutinas permanentes de gestión, las cuales mantenemos hasta el día de hoy. Esta gestión considera una conversación permanente con nuestros proveedores para idear en conjunto acciones que nos permitan mantener los niveles de servicio necesarios.

Este buen resultado también es reflejo de un trabajo conjunto, principalmente con nuestras áreas de mantenimiento. Nuestra orientación de servicio y articulador de soluciones, conectando al mercado con nuestra operación, ha sido más relevante que nunca.

¿El área se ha visto afectada por las medidas más restrictivas y de contención de costos que han implementado las compañías mineras en el último tiempo?

Desde el punto de vista de abastecimiento no hemos visto impactos. Los niveles de solicitudes internas por insumos, materiales y servicios se han mantenido, lo cual es razonable considerando que nuestros planes de producción no cambiaron durante al año. Logramos responder como área al desafío de mantener nuestra cadena de abastecimiento operativa a pesar de la pandemia. Esto se ha logrado gracias a un trabajo coordinado de las áreas de mantenimiento de cada compañía del grupo, con los equipos de abastecimiento corporativo y con los equipos que tenemos desplegados en las compañías.

¿Cómo ha aportado el área de abastecimiento a los procesos de mejora de productividad y de contención de costos de AMSA?

Desde hace varios años tenemos en el grupo un programa interno de productividad y costos. Como abastecimiento hemos aportado desde distintas dimensiones, logrando trabajar de la mano con nuestros proveedores y contratistas para obtener mejoras que se reflejan en los resultados.

Nuestro enfoque se basa en entender detalladamente la estructura de costo de las actividades que tenemos externalizadas y ayudar a nuestros proveedores y contratistas a reducir sus costos (…). No tenemos la mirada de corto plazo de pedir reducciones basadas en porcentajes de ahorro, sino de trabajar en conjunto en planes sostenibles de mejora y optimización.

¿Se han visto en la necesidad de renegociar algunos contratos con los proveedores?

En el escenario de pandemia ha sido fundamental mantener una conversación permanente con nuestros proveedores y contratistas. Su aporte en lograr mantener nuestra continuidad operacional ha sido muy importante, tanto en los servicios donde hemos tenido que incorporar nuevas prácticas, como el trabajo remoto, como también en el trabajo conjunto de monitoreo y mantención de la cadena de abastecimiento de insumos y materiales, desde las fábricas hasta nuestras operaciones.

Por otra parte, la pandemia nos llevó a implementar nuevos controles y protocolos de salud, lo que nos obligó a bajar nuestras dotaciones en faena. Como grupo minero hemos puesto siempre la salud y seguridad por sobre cualquier otra definición, y esta no fue la excepción. De esta forma, las conversaciones y negociaciones con nuestros proveedores y contratistas han estado enmarcadas en implementar protocolos y acciones para enfrentar la crisis sanitaria.

¿Qué desafíos o soluciones tecnológicas considera que no han sido resueltas por los proveedores?

Los desafíos de la industria minera van evolucionando, es por esto que desde hace algunos años tenemos en Antofagasta Minerals una Gerencia de Innovación, a través de la cual hemos propuesto varios desafíos al mercado de proveedores y se han ido generando una serie de soluciones para distintas partes de nuestro proceso productivo.

Estos desafíos los gestionamos a través de sesiones denominadas “Pitch”, donde no pedimos una solución en particular, sino que mostramos la problemática, y con una metodología de innovación abierta, los proveedores nos proponen soluciones. En este contexto seguimos explorando alternativas, por ejemplo, para reducción de emisiones, aumento de eficiencia en nuestros procesos mediante automatización y digitalización y, como siempre, un foco especial en innovaciones que nos permitan reducir la exposición a riesgos de seguridad.

Por otra parte, estamos avanzando en un camino de digitalización de nuestros procesos, poniendo foco no sólo en automatización, también en la gestión de data y analítica avanzada. Este camino no lo podemos recorrer solos, necesitamos transitarlo en conjunto con nuestros proveedores. Esto de seguro será parte de nuestra agenda en los años que vienen.

¿Qué acciones han realizado para tener una mejor relación con los proveedores?

Desde siempre hemos tenido una especial preocupación por trabajar en conjunto con nuestros proveedores. Este año no ha sido la excepción, en el cual hemos profundizado nuestro foco en los proveedores regionales, con varias acciones y programas en las regiones donde operamos.

Algunos hitos importantes en este sentido han sido el lanzamiento de nuestra directriz de proveedores regionales en 2019, y la firma de un convenio con Sicep para el uso de su plataforma para comunicar nuestros procesos de licitación en 2020. Además, este año realizamos una rueda de negocios virtual y estamos trabajando con grandes proveedores para dinamizar la empleabilidad local en la región de Antofagasta a través de una plataforma de empleabilidad que hemos puesto a disposición en una etapa piloto.

En términos de resultados, hemos duplicado las invitaciones de proveedores regionales en nuestras licitaciones, lo que se ha traducido en que sólo en 2020 hemos adjudicado contratos por US$ 209 millones a proveedores regionales. Estamos muy satisfechos, principalmente porque no hemos requerido ningún trato especial hacia ellos, sino que sólo les hemos dado la oportunidad de mostrar la propuesta de valor que ofrecen. Esto ratifica que existen capacidades en nuestro país.

¿Cómo se relaciona el área de abastecimiento con las áreas operacionales dentro de AMSA y qué particularidades tiene esta relación?

Nuestra área de abastecimiento está evolucionando, tenemos que hacer frente a los cambios en la industria, el entorno y ser un socio que agregue valor para nuestras operaciones. Desde un punto de vista de nuestra cadena de abastecimiento, el relacionamiento y comunicación permanente con nuestros clientes internos es vital. Esta sincronización es la que nos permite tener niveles de servicios que responden a lo que nuestras operaciones necesitan.

Para lograr esta coordinación nos basamos en nuestro modelo operativo, generando las rutinas necesarias con los participantes adecuados. Un buen ejemplo es la integración que hemos logrado entre mantenimiento y nuestras áreas de ingeniería de materiales, lo que nos ha permitido avanzar para minimizar nuestros quiebres de stock y optimizar el inventario.

Desde el punto de vista de compras y contratos, nuestra visión es avanzar de una gestión transaccional de nuestro gasto con terceros, a una gestión por categorías mirando el mercado, para luego llegar a generar estrategias para las distintas partes de la cadena de valor de nuestro negocio. Esto necesariamente implica un trabajo coordinado de equipos multidisciplinarios que periódicamente revisen las estrategias para definir palancas de valor que podamos desarrollar en conjunto con nuestros proveedores.

¿Cuál es el aporte que esperan de los proveedores en la cadena de abastecimiento?

Lo primero es la apertura para trabajar como socios estratégicos. Esto significa avanzar en conversaciones donde hablemos de lo bueno, los aciertos y al mismo tiempo de las oportunidades de mejora. Estamos convencidos que podemos trabajar en conjunto un proceso de mejora continua en todos nuestros contratos.

Para ello debemos incorporar, por ejemplo, innovaciones y tecnología. Estamos abiertos siempre a recibir propuestas, las cuales evaluamos e integramos en planes de mejora continua (…). Lo mismo en el ámbito de logística e inventarios. Tenemos un buen camino avanzado y nos queda mucho por mejorar incorporando las mejores prácticas de la industria minera y también de otras industrias.

Este trabajo con la lógica de mejoramiento permanente significa no sólo crear valor desde un punto de vista de costos, también en sustentabilidad, innovación de procesos e inclusión y diversidad en nuestra fuerza laboral. Todo esto en su conjunto generan la propuesta de valor que esperamos que nuestros proveedores nos propongan.

Y finalmente, ¿qué mensaje quisieran entregar ustedes, como AMSA, a los proveedores?

Quiero invitar a todos nuestros proveedores y contratistas a que se sumen con nosotros a enfrentar los importantes desafíos que tenemos como industria, desde la digitalización de nuestros procesos, hasta la reducción de nuestra huella de carbono, desde ir generando más y más inclusión y diversidad en nuestra fuerza laboral, hasta hacer frente al calentamiento global. Trabajemos unidos para continuar generando valor para nuestro país y las comunidades donde operamos, y cumplir nuestro propósito como Antofagasta Minerals: desarrollar minería para un futuro mejor.

FUENTE: nuevamineria.com

Comparte esta Noticia

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *